Cala de los Toros y Barranco del Negro

Cala de los Toros

El mismo día que cambió el horario de invierno, y con un despiste de hora que no me enteraba, cogí los bártulos y me fui al Cabo de Gata. La verdad es que ni ahora mismo recuerdo la hora, pero estaba amaneciendo cuando llegué (aunque no se lo crea mi amigo Marcos), vamos que serían las 7 de ahora o las 6 de antes… yo que sé!!!.

Aparqué y cogí en dirección a la Cala de los Toros, siempre me había gustado esa pequeña cala por su densa vegetación y aunque había estado en un par de ocasiones, hacía mucho que no la visitaba.

Cala de los Toros

Había otro coche en el parking, así que pensé que me iba a encontrar con otro fotógrafo loco como yo que andaba a esas horas por el monte, pero desgraciadamente era un pescador. Y digo desgraciadamente (no tengo nada en contra de la pesca y los pescadores, todo lo contrario) porque se supone que estamos en una reserva natural y está claramente prohibido. No es la primera vez que lo veo y me temo que no será la última.

Tomé una fotos y me dirigí hacia la pared derecha de la cala con intención de tomar una panorámica de la Isleta del Moro. Es un pequeño repecho pero enseguida te plantas en la cima y tienes unas buenas vistas.

La Isleta del Moro
Es la segunda formación del “Archipiélago independiente de Almería”, junto a la isla  de Alborán, la Isla de San Andrés , la de Terreros, la Isla Negra y el continente, osea la provincia… en fin, los que lo saben lo entenderán.

Camino de la Isleta del Moro

Camino de la Isleta del Moro

Bajé hasta el Palmeral que hay a la entrada del pueblo y retomé el camino de vuelta hacia la cala por la ramblilla que va a a morir en la playa. La verdad es que con la luz de la mañana es un paseo muy agradable (otra cosa será cuando venga el interminable verano almeriense)

pita

Imposible no cruzarse con una pita.

Arboleda en la Cala de los Toros

Una vez de vuelta en la Cala me tomé un descanso y fotografíe el pequeño bosquecillo que crece en el último tramo de la rambla. Había un par de pinos arrancados de raíz, pensé que era por el viento pero observé que la corteza estaba descarnada y en los pinos de alrededor vi nidos de procesionaria…

Arboleda en la Cala de los Toros

Arboleda en la Cala de los Toros

Volví en dirección al parking y no tenía muy claro donde iba a seguir la ruta, pero al pasar había observado un cartel señalizador al otro lado de la carretera, muy cercano a donde había dejado el coche, así que fuí a curiosear un rato. El indicativo señalaba una ruta “Sendero Requena”, su duración estimada es de 6 horas (ida y vuelta), pero eran yá las 11 de la mañana así que decidí explorar un pocoy dejarlo hasta una nueva ocasión.

las hermanicas

La ruta comienza en este punto de la carretera y discurre en dirección norte en un principio, bordeando el que llaman “Barranco del Negro”. Hay un pequeño repecho pero el camino es muy agradable, con mucho matorral y arbustos y una profusa alfombra de florecillas de todos los colores (quién dijo que Almería era desértica).

violeta de papel

Me asomé al siguiente barranco por donde discurría el sendero, una vez que dejas el citado “del Negro”, había una curiosa formación arbórea de palmitos y pinos en la ladera norte. Hice un pequeño descanso allí y volví mis pasos hacia el montecillo que tenía enfrente, había divisado de lejos unas ruinas y más al fondo se adivinaba la silueta del faro de “la Polacra”. De esa manera si subía esa loma debía encontrarme con el valle de Rodalquilar al fondo…

descarriada

Antes me iba a llevar una sorpresa, pues allí en mitad de la nada me encontré con una “descarriada”, que luego resultó “descarriado” pues cuando me fuí acercando para hacerle su merecido retrato se me puso chulo y empezó a avanzar hacia mí con actitud arrogante y la clara intención de pegarme un “topazo”… Me dió la risa y pasé de subirme al ring (vamos que me acojoné) y seguí mi camino no sin mirar hacia atrás de vez en cuando. Esta mañana me ha dicho Paco Panorámicas (Antes conocido como Pakiro, y anteriormente conocido como Paco Pó) que tenía que haberme agachado para que el “cabrón” no se sintiese amenazado. ¿No sé?. Yo solo sé que si el pastor pide rescate aquí me puede localizar.

Poco después encontré lo que sí me esperaba…

Valle de Rodalquilar

Hice unas panorámicas y me fuí para abajo, que yá eran las 1 y media.

Charca de lluvia en el Barranco del Negro

Bajando pasé un poco del Sendero y me adentré por el cauce no tan seco del barranco, había restos de charcas de los días de lluvia anteriores.

Barranco del Negro

Cuando llegué abajo el coche estaba a 30 grados y yo me dí cuenta poco después que me había achicharrado. Se acaban los buenos días de monte y hay que ir pensando en pillarse un buen protector solar. Llega el verano, Noooooooo!!!!!!!

Anuncios

Un comentario el “Cala de los Toros y Barranco del Negro

  1. […] Hace unos meses inicié esta ruta, y por problemas de tiempo no pude acabarla. Esta vez subí hasta mi objetivo, un extraño caserío que había observado en los mapas y en la distancia, El Cortijo de la Rellana y los chalets abandonados (como el de la foto). Pinchad sobre las fotos para verlas en su tamaño. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s