Semana santa en Mairena

Vistas desde la terraza balcón del cortijo

Y todo gracias a mi amigo Paco López, antiguo compañero de aventuras en aquellos maravillosos años de estudiantes en Granada. Porque me dejó las llaves de su cortijo en Mairena y allá que me fuí con todos los bártulos dispuesto a pintar unos cuadros que me ha encargado mi compañero Quique (A partir de ahora también Affelay). Impresionantes vistas, impresionante y profusa primavera en la Alpujarra menos conocida pero más auténtica. Un fin de semana dedicado al arte… ¿o nó?

Lo cierto es que le eché valor y me dispuse a enfrentarme al lienzo en blanco una vez más, y después de tanto tiempo. Primero los bocetos…

bocetando

…y lo mejor de todo: encajando frente a la chimenea y “con frontal”. Más merito tenía el maestro Velázquez, sin duda, pero es revelador y te hace tomar consciencia del mérito y la voluntad de los “antiguos” para superar todas las dificultades que ahora se resuelven simplemente encendiendo un interruptor de la luz.

pintando-con-frontal

Claro que la situación por otro lado se tornaba cuando menos surrealista (por lo desaconstumbrado)… de ahí la pose…

surrealismo-y-chimenea

El caso es que lo disfruté muchísimo y al día siguiente no paré de pintar hasta que (falta de planificación o de constumbre) se me acabaron los materiales.

picando pizarra

Estuve preparando un mortero con piedra de pizarra molida para dar textura a una zona de ambos lienzos, pero como he dicho se me acabó la preparación de encaústica que había cocinado el día anterior.  Así pues lavé y guardé los pinceles y me fui a visitar a los vecinos Miguel y Fernanda. La alternativa a la pintura estaba en la fotografía así que cambié de disciplina y me pasé la mañana siguiente haciendo algunas tomas de las florecillas matutinas.

ababol  primavera-en-la-alpujarra   

Estaba en esto caundo me llamaron por telefóno, era Zuriñe: – Que estamos en la Alpujarra y queríamos preguntarte si conoces algún sitio cerca de Laroles.

– Pero si yo estoy a 5 kilómetros! contesté

– ¿Qué dices? que casualidad, pues vamos para allá (resumidamente), me contestó.

Dicho y hecho, los siguientes dos días los pasamos visitando los pueblecillos de alrededor y alguna que otra bodega… Senderísmo matutino y vino vespertino, que buena combinación.

Tinao en Laroles Alberca en el sendero a Júbar rinconcillo de las fuentes en Júbar

Este perro nos acompañó todo el camino de ida y vuelta desde Mairena a Júbar, pero lo curioso es que iba siempre corriendo como los locos de un lado para otro, solo paraba para posar estilo cazador y buscar cosas (animalillos supongo) entre la maleza. Loco perdío, motoroooo!!! zumbao!!!

perro bala

Este otro es el que te da la “bienvenida” al llegar a Júbar.

perro chico escandaloso

El show zoológico continuó en Laroles cuando fuimos al Super y aparcamos justo enfrente de esta “ducha de caballos”

lavando al caballo

Luego fuimos a la Bodega ecológica “Cortijo Puentezuelas” en Laroles y poco más tarde a Trevélez, pero eso es ya otra historia…

Lo dicho, amigo Paco, (Don Paco) muchas gracias por regalarme esta oportunidad, que te mejores pronto de ese tobillo. Te debo una!!!

Anuncios

2 comentarios el “Semana santa en Mairena

  1. Quique Gómez dice:

    Artistaaaaaaaa!!! Que maravilla, seguro que vino vespertino na´mas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s