Ruta “interrupta”

Punta-del-Esparto

No pudo ser, elegí mal el día y aunque sabía que iba a llover y como buen almeriense, no iba preparado para la que me esperaba…

Pero también se dice que “Al mal tiempo buena cara” y esta inclemencia se transforma inmediatamente en oportunidad fotográfica. Lo he flipado en el revelado, me he encontrado cosas que no esperaba…

Creo que fué el único hueco temporal en que paró de llover, eran las 7:30 de la mañana y llevaba ya un cuarto de hora agazapado en el coche oyendo las noticias sobre la muerte de Bin Laden. En cuanto dejarón de caer esos goterones me fui camino del lugar más cercano, la Punta del Esparto en Los Escullos.

Carretera-Perdida

Carretera-Encontrada

Mi intención era hacer la ruta entre Los Escullos y San José, pero la verdad es que hacía mucho tiempo que no había visto llover de esta manera. De todos modos el ambiente, la luz tenue, los flashes de los relámpagos a lo lejos, era de lo más incitador a participar del espectáculo de la naturaleza.

Los-Escullos

Nunca había hecho fotos en mitad de la tormenta (llevo poco tiempo en esto) pero no pienso perderme ni una, ya me buscaré la vida con el equipo adecuado. El caso es que el paisaje resulta así extraño, más íntimo y tú te sientes como un muñecajo al antojo del viento y de la lluvia.

Puntica-del-Esparto

No se si es muy correcto en fotografía que aparezcan las gotas de lluvia en el objetivo, pero una vez en casa me pareció que le aportaba dramatismo, intensidad, es el reflejo del momento y creo que es una información válida para narrar con el objetivo.

Rocas-punta-Esparto

Que diferente contraste con lo que nos espera dentro de un par de meses, calor sofocante, playas atestadas, precios por la nubes y noches en vela a pesar del ventilador. Desde luego esta no es la imagen de Almería que guardarán en la retina todos aquellos que nos visitan.

Playa-del-Arco-y-tormenta

Volvía hacia el coche aparcado en el arcén con la esperanza que siguiera ese leve chubasco.

Playa-del-Arco

Pero empezó de nuevo el chaparrón y en menos de 100 metros de distancia al Greengee di Car me puse los pantalones chorreando. El Cortavientos hizo su función y la cámara estaba a salvo.

Tormenta-en-los-Escullos

No pudo ser.

Un puntazo la experiencia, me faltaban los Manowar con el saludo de los puños cogidos en lo alto de aquellas rocas, eso hubiese sido épico y no la peliculilla esa de Thor.

Os dejo con un par de experimentos de photoshop.

Una de las Hermanicas

Los Escullos bajo la lluvia de 4 colores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s