Minas de Mazarrón

“Hay otros mundos y están en este”, no recuerdo de quién es la frase, pero bien se le puede aplicar a este lugar tan especial, las “Minas de Mazarrón”.

Minas-de-Mazarrón

Aquí la tierra es amarilla y el agua roja, hay castillos diminutos y palmeras flotantes, pozos profundos y arquitecturas olvidadas entre retorcidos y oxidados vestigios de la minería del hierro, el cinc, plomo, plata y almagra. Os invito a un paseo virtual por uno de los paisajes más extraños que he visitado (varias veces) nunca. Bienvenidos a este singular rincón, un placer para los sentidos y toda una inspiración para los apasionados por la fotografía. Os aconsejo pinchar sobre las fotografías para verlas en su tamaño.

A las afueras del casco urbano de Mazarrón, por su entrada norte, se encuentra el acceso al Cerro de S. Cristobal (antiguo cono volcánico) donde están ubicadas estas minas abandonadas. Os aconsejo ropa cómoda y “sufrida” pues seguramente acabaréis con abundantes manchas de almagra y óxido si como en mi caso, os veis atrapados en el éxtasis fotográfico y nos os importa coger un buen ángulo a consta de tiraros al suelo o introduciros por angostos recovecos.

Señalética-en-la-entrada

Hay un pequeño aparcamiento junto a la carretera, y si tenéis un vehículo más especializado en el campo podéis subir un poco más arriba. Yo os aconsejo la primera opción, te vas introduciendo en el paisaje poco a poco, dejando atrás el “planeta Tierra” y entrando en otro mundo apasionante y desconocido.

minas-Mazarron

Los días anteriores había llovido algo, por lo que era un momento ideal para adentrarse en este paisaje redibujado por el agua.

surcos

Poco a poco nos vamos adentrando en su extraña orografía, no es raro encontrase algún otro fotógrafo por la zona. Hay que reseñar que en Mazarrón se celebra cada año uno de los encuentros fotográficos más destacados como es Fotogenio, al que tuve la oportunidad de asistir en su última convocatoria y cuya próxima edición será esta vez en los primeros meses de 2012.

entrada-a-las-minas

Paulatinamente va cambiando el paisaje y los tonos de colores ferruginosos comienzan a sorprender al visitante. Os aconsejo las primeras horas del día y el atardecer (parece una obviedad) para sacar el máximo provecho a las tomas.

Erosión-en-Siena-tostado

Nos adentramos en dirección a la primera laguna de decantación.

3-colores-tiene-la-mina

Unas obras recientes han degradado un poco la zona, pero la lluvia pasada había dejado un nuevo escenario. Os dejo a continuación con una secuencia de imágenes que hablan por si mismas de las posibilidades plásticas de este entorno fotográfico.

aguas-del-pasado

El-Lago-Amarillo

el-Rio-ocre

Hay-agua-en-Marte

irisacion

La-Terma-de-los-Duendes

su-aguita-amarilla-la-la-la-laaa

Termas-para-duendes-mineros

Irisada

reflejos

memoria-sedimentada

A continuación un grupo de tres fotografías que he titulado “Hematomina”, para aquellos que conozcáis algo de fotografía, juro por el maestro Cartier-Bresson que no les he subido la saturación, es color real.

hematomina

HematoMina-2

HematoMina-3

Cerca de ese lugar hay uno de los numerosos pozos que salpican toda la zona.

Pozo-minero

Este es uno de los pequeños, hay algunos enormes donde se escucha un murmullo inquietante, al asomarte te ves sorprendido por bandadas de palomas que salen de su interior. La grajas también abundan, pero a estas las oyes de lejos mientras van a posarse en las torres de extracción.

Mining-Camp

Después me dirigí a uno de mis lugares favoritos de las Minas, la zona que yo denomino “castillitos”, donde la erosión crea auténticos cañones en miniatura, cadenas montañosas a escala, paisajes lunares, casi como fotografías aéreas del planeta rojo.

El-Cañón-del-Amarillo

castillitos

castilltos-2

castillitos-3

saturación-de-duendes-amarillos

la-escala-de-los-gigantes-olvidados

Estas dos últimas si están saturadas “ex profeso”, supongo que con un buen equipo las posibilidades aumentarían, pero de momento, mientras la 5d no llega, yo sigo aprendiendo.

Vamos ahora a otro lugar especial donde habita una palmera sumergida… Esta es una panorámica general de la zona.

Panoramica-Minas-de-Mazarrón

Y la casa de la palmera sumergida

memoria-del-óxido

óxido-pasado

reflejo-en-rojo

sangre-deTierra

Mar-rojo

Una mirada atrás para contemplar el conjunto.

huellas-del-pasado-minero

Un detalle de la erosión del agua en estos sedimentos.

alli-donde-confluyen-los-tonos-de-Siena

Sigo mi camino, esta vez en dirección a uno de los enclaves principales de la mina, al menos uno de los más visitados, la laguna grande de decantación y sus aguas irisadas.

la-laguna-del-óxido

lago-donde-mueren-los-hierros

Curiosamente estaba semivacía, en ocasiones la he visto a rebosar, pero esta vez la acción del agua había creado una formación parecida a un delta donde confluían las pequeños torrenteras.

el-delta

Laguna-de-decantación

Justo al borde los depósitos sedimentarios se acumulan formando el dique de contención de los lodos, no hay mucho peligro, pues la laguna no es profunda.

lodos-sedimentarios

Se acerca la hora del regreso, subí por la ladera izquierda de la laguna hacia el lugar de donde había partido anteriormente, antes, una vez más, (empieza a ser una constante sin solución) me volvía a cruzar con una serpiente, una culebra bastarda bastante grande. Como en ocasiones anteriores no me dio tiempo a sacarle ni una sola foto y como única prueba del momento me ha quedado esta curiosa textura formada mientras perseguía al ofidio antes de adentrarse en un matorral.

textura-impronta

Desde arriba hice algunas otras fotos

delta-de-óxidos

Delta-de-los-amarillos

atalaya-de-los-amarillos

Se acercaba la hora de comer, el “Chacho Juan” acababa de llamar y antes teníamos que ir  a dar de comer al gato de su hermano. Últimas fotos y andando para abajo.

pardos-en-laguna

vestigios

Como dijo aquél: ¡Volveré! y espero que esta vez sea con un nuevo y buen equipo para apurar un poco más si cabe este pintoresco espacio para la imaginación. Las nubes de la tarde me recordaron el paseo de la mañana, una explosión de colores rojos, pardos y dorados sin duda junto con el negro hollín, los colores de la Mina.

atardecer-de-hierro

Una tarde para pasar al lado de una chimenea con boina.

el-sueño-de-una-chimenea

Espero que os haya gustado, hasta la próxima… que será muy próxima.

No dejéis de visitar mi página de Flickr: http://www.flickr.com/photos/greengeedivan y si tenéis Twitter o Google+ me encontraréis con el mismo nombre, Greengeedivan.

9 comentarios el “Minas de Mazarrón

  1. Un gran artículo. Magníficas fotos y magnífica explicación. Eres un crack!.

    • Gracias compañero, es un sitio flipante para los fotógrafos, a tan sólo hora y media de Almería. A ver si tienes la ocasión de ir algún día, y estate atento cuando se convoque la próxima edición de Fotogenio allí mismo, en Mazarrón. Es el mejor encuentro a nivel nacional de fotógrafos profesionales y amateurs, con un montón de cursos, charlas, talleres y stands de las principales marcas de fotografía con descuentos para esos días. Suele durar un fin de semana.

      Salu2

  2. Barcino dice:

    Gran belleza de color, y una envoltura mágica increíble… con vuestro permiso he compartido el post en mi blog, un abrazo david

    • Con la venia, permiso más que concedido, pero sobre todo muchas gracias por tu visita y comentarios.
      De todos modos si no te parece mal, cuelga solo parte del post y para el resto los rediriges al mio, así nos repartimos visitas.

      Salu2

  3. Angela dice:

    impresionantes las fotos y muy detallada la info, muchas gracias por compartirlo.
    Por cierto, la frase es una de mis favoritas, es de Paul Eluard 🙂 un abrazo!

  4. Toñi dice:

    Gracias, por haberme dado la posibilidad de ver donde trabajó mi abuelo cuando solo contaba con 12 años. Recuerdo cuando de niña me lo decía “Yo empecé a trabajar en las minas de Mazarrón”. Imagino lo que sería para él estar fuera de su casa, en Alhama de Almería”, y todo lo que un trabajo así suponía para un niño al que le bera negado el colegio.
    Siempre que he ido a Murcia, me he dicho que me gustaría visitar esas minas abandonadas, y ahora gracias a ti he tenido la oportunidad de verlas al menos visualmente.
    Gracias de nuevo. Toñi

    • Gracias a ti, Toñi, comentarios como el tuyo le dan sentido al ejercicio de publicar entradas en este Blog.
      Realmente el lugar tiene mucha energía y en el paseo por el lugar imaginas y te topas inevitablemente con brisas de nostalgia, sonidos antiguos, colores y formas de otra época. Yo lo conocí por medio de un amigo oriundo de Mazarrón y cuyo padre también trabajó en esas minas de jóven, de muy jóven, casi un niño.
      Algún día tendrás la posibilidad de visitarlas, seguro.
      Salu2

  5. […] Minas de Mazarrón. Greengeedivan. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s