Cala Carnaje (Lo que nos trae la marea II)

Panorama_caminoi-Cala-carnage

Cala Carnaje es una de las playas menos frecuentadas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Seguramente porque no cuenta con una orilla cómoda para el baño, toda repleta de grandes y redondeadas piedras, sin atisbo alguno de las finas arenas de otras tantas cercanas. Diríase que es una cala salvaje, y esta sensación es aumentada cuando la frecuentas en uno de esos días de fuerte viento y oleaje. En mi anterior visita, fue tan solo un lugar de paso, en esta ocasión el punto de partida de esta nueva ruta de senderismo. (Pinchad sobre el mapa para ir a Google maps)

Plano-ruta-CarnajeAmanecía, cuando pasado Rodalquilar cogí el desvío que sale a mano derecha y que indica una pequeña carretera hacia Cala Carnaje y el faro de la Polacra.

nubecillas-matutinas

La carretera llega hasta el mismo faro, pero una cancela cierra el acceso a los vehículos particulares. Un poco antes, a la derecha, se abre un camino de tierra transitable hasta unos 300 metros donde hay un pequeño parking. Yo dejé el coche antes, pues lo que realmente deseaba era caminar en el silencio de la mañana, ese momento mágico de conexión con la naturaleza, el mejor de los “buenos días”.

camino-a-cala-Carnage

El camino de tierra prosigue con una ancha y pronunciada vereda que nos lleva hasta la Cala, muy reconocible por esta inflorescencia de palmeras muy cerca de la orilla.

calacarnage

El mar estaba bravo, por fin el otoño se hace notar y el tiempo deja esa monótona laxitud del interminable verano almeriense, tan estéril, tan vulgarmente cansino.

bravo-amanecer

Desde la playa se aprecia claramente la personalísima figura de los Frailes (o las “Hermanicas”, o las “Teticas”) uno de los accidentes orográficos más característicos del Parque Natural.

los-frailes-desde-cala-carnage

los-frailes-desde-cala-carnage2

Anduve un rato por la playa, ensimismado con el ruido de las piedras arrastradas por la resaca de las olas

piedras-de-cala-carnagePor sus texturas

textura-de-cala-carnage

textura-de-cala-carnage-2

Buscando tesoros entre los que escombros que nos trajo la marea semanas atrás con el temporal.

escombrera-litoral

Tenía pendiente recorrer un sendero que se abre a la derecha de la cala y cuyo recorrido desconocía, una foto a modo de “Hasta pronto”.

amanecida

Visible desde todo el recorrido la silueta de los Frailes.

los-frailes-desde-el-sendero

Y el faro de la Polacra.

la-Polacra-desde-el-sendero

Pero lo que realmente me intrigaba era un istmo que se aprecia claramente en la distancia y que sin duda parece albergar una protegida cala.

itsmo

el-pequeño-gibraltar

cala-de-la-Escala

Decidí el “abordaje” bajando a línea de costa un poco antes, pero me encontré un salto de unos tres metros para bajar a la playa. De repente reparé en una cuerda que aparecía a mis pies… atando cabos, nunca mejor dicho, me aferré a ella y accedí fácilmente a la arena.

cala-con-escala

“Una Cala con Escala”, permitidme el chiste fácil.

cala-con-escala-2

De nuevo los restos de lo que nos trajo la marea.

cuando-el-mar-vomita

Y una visión más cercana del istmo, que a mi me recordó un Gibraltar a escala, español, por supuesto.

pequeño-Gibraltar

Todo un descubrimiento esta cala, de la que desconozco el nombre, a continuación una panorámica de la misma.

Panorama_Cala-de-la-Escala

El día era estupendo y no dejé escapar la oportunidad de darme un baño, quizás el último de la temporada.

nubecilla

Desde el agua continué la exploración, de nuevo ensimismado con los objetos arrastrados por la marea.

tronko

Un pequeño muro deroca delimita las dos partes de la pequeña bahía.

Desde-el-pequeño-Gibraltar

Después accedí a la pequeña ensenada que delimita el pequeño Gibraltar, plagado de “serpientes de madera”….

serpiente-marina-xiloficada

serpiente-marina-xiloficada-2

serpiente-marina-xiloficada-3

serpiente-marina-xiloficada-4… de “naúfragos” momificados por el sol.

naufrago

naufrago-2

Emprendí el camino de vuelta, sin deshacer los pasos anteriores, buscando una alternativa que me ofreciera nuevas referencias… y las encontré. Pues para mi sorpresa dí con un bosquecillo de pinos tan escondido que apenas se aprecia en la distancia, pequeñas manchas de un extraño verdor en este entorno árido barrido por los vientos.

desde-el-pinar

Allí, “a la sombra de los pinos” hice un descanso y este par de panorámicas.

Panorama_desde-el-pinar

Panorama_valle-de-acebuches

Más adelante los acebuches son los protagonistas.

acebuches

acebuches-y-algarrobos

Salpicando el camino de vuelta y el final de esta ruta tan curiosa.

Panorama_acebuchal

Si no habéis estado nunca, os la recomiendo y si ya la habéis visitado explorad los alrededores donde encontraréis una buena variedad de “postales mentales”.

cala-Carnage

4 comentarios el “Cala Carnaje (Lo que nos trae la marea II)

  1. NC dice:

    No conocía este paraje del Parque, me ha encantado. Magníficas fotos!. Un saludo

  2. […] En otras ocasiones he hablado de ellas en este blog, https://greengeedivan.wordpress.com/2012/11/04/cala-carnaje-lo-que-nos-trae-la-marea-ii/ […]

  3. Benancio dice:

    Creo que esa cala se llama “Piedra Blanca”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s