Mónsul y las rocas durmientes

monsul despertando

Sigilosamente, amortiguando el sonido de mis pasos en la arena húmeda de relente, trato de no despertar a las rocas durmientes del entorno de Mónsul. Pues a esa hora primera, aún andan adormiladas, hasta que el sonido sordo del despertador amarillo les hace bostezar, dilata piedras y oquedades mientras se miran unas a otras contando las bajas de la noche pasada en la permanente batalla erosiva de las olas.

Y me miran de reojo, me reconocen, y son conscientes que tenemos un pacto, una alianza, y que mi presencia allí tan sólo obedece al cumplimiento de la misma, contar su historia…

monsul-in-yellowstone

Es en invierno cuando el paisaje de las calas se vuelve íntimo, cuando te acoge en su espectacular belleza, cuando se muestra en alma lejos de la intrusiva invasión de cuerpos blanquecinos del verano.

amarilla

Es ahora, amarilla la mañana, cuando la luz moldea sus formas.

roca cobijada en rocaCuando el pincel de la mañana les cubre de barnices y veladuras

despertar de una roca

de trazos sueltos

despertar-de-una-roca2

y el boceto de la noche da paso a la acuarela

la luz de la mañana

la luz de la mañana2

Mientras, las olas prosiguen su envite. Incansables, constantes, no cejan en la batalla de la guerra del millón de años.

explosion marina

A la vanguardia, las rocas ya despiertan

la roca

prietos los muros

costa giger

mientras los centinelas nocturnos ahora descansan

Quedan las huellas

huella de sirena

las cicatrices, en un escenario permanente que sin embargo es diferente cada día, todos los días, desde hace más de un millón de años.

rompeolas interior

Anuncios

12 comentarios el “Mónsul y las rocas durmientes

  1. emilio perez dice:

    El despertar de un gran poeta y artista.

  2. Quique Gómez. dice:

    Artista!!!!

    Que no te falten ratillos de estos para seguir con tus andaduras poéticas.

    • Cada día es más difícil encontrar esos huecos de tiempo, pero cada vez saben y sientan mejor!
      Que no nos falte de ná! y que tengamos algo de suerte, que ya la vamos mereciendo. Un abrazo y gracias por tu visita y tus palabras!

  3. NC dice:

    precioso, muy inspirado!

  4. maru dice:

    precioso!!!

  5. malakkai dice:

    con lo de la roca que respira me habría ido por patas, demasiada imaginación y monstruos en mi cabeza.

    • Esos monstruitos! que nunca falten! La imaginación es un paisaje infinito, un escenario sin fin que muta con cada uno de tus pasos… y la tuya es todo un continente. Gracias por tu visita señor Malakkai.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s