Mirador de la Amatista

balcon-de-la-amatista

Quisiera yo, para mi, balcones tales; pero no soy propietario, más diríase visitante cíclico, sin el compromiso de la cortesía o la obligación, sino todo lo contrario. Pues estas visitas al Parque son recetas de salud y armonía, píldoras de vida, remedios contra la fatigosa rutina de los días. Nota: El efecto es el doble al amanecer.

Sigue leyendo