Subida a las “Teticas”

Panorama_matutino

Los retos, contratos emitidos y firmados por la misma persona, están para ser cumplidos, pruebas de la existencia que nos hacen ir completando etapas en el vasto sendero de la vida. No importa la dimensión de los mismos, son tan grandes o pequeños como queramos plantearlos, tan importantes o nimios, tan relativos pero todos sin excepción suponen un compromiso personal con el habitante interior de nuestro propio ser. “Humanito” lo llamo yo, pues bien, hace ya, mi humanito y yo, decidimos, en un alarde de efusividad y kikirikeo, subir algún día a los singulares montes que coronan el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, “Los Frailes” (Frares en almeriense).  También conocidos en el acerbo popular como “Las Hermanicas” incluso (y este es el que más gusta) “Las Teticas” (tan solo mirar su forma). Junto a la de Bacares, Almería tiene 3!!!!.

Sigue leyendo

Loma Pelada y Torre de Cala Higuera

amanecer-en-Cala-Higuera_panoramica

El tiempo del senderísta del sur  se agota,  y no por falta de nuevos lugares que explorar, de conocidos entornos en los que profundizar, sino por las consabidas temperaturas veraniegas que nos azotarán hasta bien entrado octubre. Las mañanas se acortan y el infernal mediodía toma posesión del territorio a fuego lento pero intenso.

Hay que madrugar, ahora más que nunca, aunque este día me concedió una tregua con postreras nubes.

Comienzo el camino en Cala Higuera, a las espalda de la archiconocida y vapuleada San José.

Sigue leyendo

Los Escullos-San José-Los Escullos

Ruta Los Escullos-San José-Los Escullos

Eeeeh!!!, por fín, la “Ruta Interrupta” ya está concluida (por los pelos, los míos) . Esta vez no me equivoqué de día y salí el sábado 7 de mayo. El pronóstico de tiempo indicaba que iba a ser la única “isla” de cielo nublado y que a partir del domingo tocaba refugiarse del Lorenzo. La predicción incluía también leves lluvias conforme se acercaba el mediodía, pero salvo cuatro gotas yo no me mojé nada esta vez. Luego comprobé que en Almería sí había llovido. Así pues me planté en la Playa del Embarcadero a las 7 y salí zumbando para arriba, la vuelta me costó mucho más…

Sigue leyendo